Mujeres de América Latina y el Caribe lanzan red para la reducción del riesgo de desastres

Author

Richard Waddington

Source(s)
United Nations Office for Disaster Risk Reduction – Regional Office for the Americas and the Caribbean
Global Network of Civil Society Organisations for Disaster Reduction
United Nations Entity for Gender Equality and the Empowerment of Women (UN Women)
Red de mujeres LAC

Mujeres de toda América Latina y el Caribe se reunieron el 13 de octubre, el Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD), para el lanzamiento virtual de esta red regional a fin de combinar sus esfuerzos para reducir y mitigar los riesgos y finalmente prevenir los desastres en la región.

A través de la Red de Mujeres de América Latina y el Caribe para la Reducción del Riesgo de Desastres, mujeres y niñas se reunirán para compartir experiencias, ideas y soluciones innovadoras y transformadoras a los desafíos planteados por el riesgo de desastres en una de las áreas del mundo más proclive a las amenazas.

En el momento del lanzamiento oficial, ya se habían inscripto en la red más de 700 mujeres de todas las edades y de 28 países de América Latina y el Caribe. Entre ellas se cuentan representantes de gobiernos nacionales y locales, agencias del sistema de Naciones Unidas, organizaciones intergubernamentales, organizaciones no gubernamentales, el sector privado, los medios y la sociedad civil.

“Es tan importante que esta red cree un espacio para el intercambio de información, apoyo mutuo y conocimiento que pueda influir en las políticas de riesgo de desastres en la región”, dijo Raúl Salazar, jefe de la Oficina Regional para las Américas y el Caribe de la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR).

La reducción de desastres es especialmente importante en América Latina y el Caribe, donde ocurre uno de cada cuatro de los desastres del mundo y donde casi 300 millones de personas se han visto afectadas por estos eventos catastróficos en los últimos 20 años.

Las panelistas resaltaron que si bien las mujeres suelen ser las que primero responden cuando azotan los desastres, continúan enfrentando la discriminación sistemática en los esfuerzos de preparación, prevención, respuesta y recuperación.

Maria-Noel Vaeza, Directora Regional para las Américas y el Caribe de ONU Mujeres, Claudia Herrera, Secretaria Ejecutiva del Centro de Coordinación para

la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (CEPREDENAC), y Tania Triminio Quintanilla, Directora de la Cruz Verde Hondureña, a través de sus diferentes perspectivas, resaltaron la necesidad de promover los roles de liderazgo de las mujeres en la reducción del riesgo de desastres.

Si bien son particularmente vulnerables en épocas de desastres, las mujeres han demostrado una y otra vez que son protagonistas sumamente efectivas cuando se trata de la prevención. Las mujeres en las comunidades locales aportan a la ecuación un conocimiento invalorable para una acción de reducción del riesgo de desastres efectiva; sin embargo, muy a menudo son ignoradas cuando se toman las decisiones, expresaron las panelistas. “La única respuesta efectiva al riesgo de desastres es reconocer que las mujeres deben asumir un papel central en las decisiones”, dijo Maria-Noel Vaeza.

El mayor intercambio de conocimiento a través de esta red fortalecerá sin duda el rol de las mujeres y su capacidad de ejercer influencia.

Las participantes en el lanzamiento también resaltaron la oportunidad de intercambiar conocimientos dentro de la próxima VII Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas y el Caribe. Esta importante conferencia virtual de cuatro días, que comienza el 1 de noviembre, es presidida por el Gobierno de Jamaica bajo el lema «Construyendo economías resilientes».

La COVID-19 en muchos casos ha empeorado la situación para las mujeres. No solo a menudo han sufrido más económicamente por la crisis, sino que las restricciones impuestas en respuesta a la pandemia han disparado un aumento en la violencia doméstica contra mujeres y niñas así como su acceso desparejo a servicios esenciales en muchos países, agregaron las panelistas.

La vulnerabilidad particular de mujeres y niñas, pero tal vez más importante, su rol como agentes de cambio está puesto de manifiesto en el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, la hoja de ruta global para la reducción del riesgo de desastres adoptado en 2015.

Entre los objetivos clave de esta nueva red se encuentran la promoción de colaboración y sinergias lideradas por mujeres y centradas en las mujeres además del fomento de la colaboración nacional y regional sobre riesgo de desastres. Mejorar sustancialmente la cooperación internacional con los países

en desarrollo a través de un apoyo adecuado y sostenible es el tema del día internacional para la reducción del riesgo de desastres de este año. Este foco junto con el notable potencial transformador de las mujeres para mejorar la cooperación resultó intrínsecamente evidente durante todo el lanzamiento de hoy.

“Las mujeres pueden haberse llevado la peor parte de la pandemia global en muchos sentidos, pero esto solo ha agudizado su entendimiento del riesgo de desastres y acentuó su importancia como motores del cambio. Ya sea como jefas de familia o jefas de Estado, las mujeres se han destacado en su respuesta a la pandemia global”, expresó Mami Mizutori, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, en su discurso grabado.

El evento de lanzamiento virtual fue organizado conjuntamente por las oficinas regionales y representantes de la Red Global de Organizaciones de la Sociedad Civil para la Reducción de Desastres (GNDR), ONU Mujeres y UNDRR. La red en sí presenta una oportunidad única en las Américas y el Caribe para una agenda de desarrollo sostenible informada del riesgo de desastres, sensible al género y verdaderamente transformadora.
 

Share this