Pre-Foro Ministerial CSSI: revisión regional de la seguridad escolar en el contexto del riesgo sistémico

Source(s)
United Nations Office for Disaster Risk Reduction – Regional Office for the Americas and the Caribbean
CSSI FORUM

El Preforo Ministerial Virtual de la Iniciativa de Escuelas Seguras del Caribe (CSSI, por sus siglas en inglés) comenzó el pasado 15 de marzo de 2021 en el marco de la Revisión Regional de la Seguridad Escolar en el contexto del Riesgo Sistémico. Más de 20 países y territorios, así como organismos multilaterales y otros socios, asistieron al evento que aborda la respuesta del Caribe a la crisis económica, humana, natural y sanitaria en el sector de la educación.

Los organizadores del evento de 10 días son los Ministerios de Educación de St. Maarten y San Vicente y las Granadinas, la Agencia de Gestión de Emergencias de Desastres del Caribe (CDEMA), la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), la UNESCO, ISRAAID y UNICEF.

El orador principal, Raúl Salazar, jefe de UNDRR - Oficina Regional para las Américas y el Caribe, destacó que la pandemia de COVID-19 ha demostrado la naturaleza sistémica del riesgo generado por los niveles extremadamente altos de interconectividad en nuestro mundo actual. El Sr. Salazar señaló que el sistema educativo es susceptible debido a las condiciones físicas de su infraestructura y a los factores sociales, económicos y medioambientales que afectan a la región. Una crisis local puede extenderse rápidamente a todos los sectores y países y dejar consecuencias devastadoras. La interrupción prolongada de la educación conlleva un mayor riesgo. Por ello, abogó por un enfoque sistémico para comprender mejor la complejidad de los retos a los que se enfrenta el sector educativo.

Algunos de los factores de riesgo son los presupuestos limitados en las acciones de seguridad escolar, la desigualdad de género, las deficiencias en la infraestructura escolar, el escaso acceso al agua y al saneamiento, el acceso limitado a la conectividad a Internet, la vulnerabilidad ante múltiples peligros, el uso inadecuado de los servicios sanitarios preventivos, el lento crecimiento económico, la elevada deuda y la falta de diversificación económica. Todo esto se ve agravado por el hecho de que el Caribe está situado en una cuenca propensa a riesgos naturales como huracanes, terremotos y erupciones volcánicas.

Por lo tanto, este Foro Virtual de múltiples partes interesadas promoverá el intercambio de las lecciones aprendidas a partir de COVID-19, registrará las mejoras de las políticas y herramientas existentes y presionará para que más países firmen la Declaración de Antigua y Barbuda sobre el Marco de Seguridad Escolar del Caribe en el tercer Foro Ministerial. También establece la agenda para el Tercer Foro Ministerial de la CSSI que se celebrará en St. Maarten en 2022. La CSSI está directamente vinculada a los acuerdos internacionales de la Agenda 2030, especialmente el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Mientras los sistemas educativos de la región siguen respondiendo a la pandemia por COVID-19, la directora ejecutiva (ag.) de CDEMA, Elizabeth Riley, encomendó a las delegaciones de alto nivel que reajustaran la situación sobre la base de las lecciones aprendidas. Luego, resaltó: "Cuando trabajamos juntos, tenemos más éxito. Hay que firmar la Declaración y apostar por la CSSI, ya que nuestro futuro depende de ello". Añadió que la CSSI solo ha llegado hasta aquí gracias a un fuerte liderazgo y apoyo político y a un camino claro para lograr una visión acordada. "Mientras que en medio de una prolongada pandemia por COVID-19 persiste la amenaza existencial del cambio climático, se está produciendo actividad continua del Monte Soufriere en San Vicente y las Granadinas, y las primeras previsiones revelan que podríamos estar ante otra temporada activa de huracanes en el Atlántico. Si alguna vez hubo un momento que reafirmara que vivimos con riesgos sistémicos, es ahora". 

Desde 2017, CDEMA ha movilizado aproximadamente USD 2.5 millones a través del Banco de Desarrollo del Caribe (BDC), el Gobierno de Noruega, UNICEF y USAID. Su Programa Modelo de Escuelas Seguras (MSSP) también ha proporcionado herramientas estandarizadas de evaluación de la seguridad escolar, incluida una aplicación móvil. Una de las principales recomendaciones de Riley es que los ministros afiancen las políticas de resiliencia de las escuelas a través de un programa de seguridad escolar totalmente integrado en los Ministerios de Educación, asignando un presupuesto para ello y aprovechando la financiación externa, como el Fondo Verde del Clima, y la inclusión explícita de soluciones digitales en los programas de seguridad escolar.

El Dr. Aloys Kamuragiye, representante de UNICEF para el Caribe Oriental, señaló que la crisis de aprendizaje ya existente se ha visto agravada por la COVID-19 en la región. Además, afirmó que existen pruebas significativas a nivel mundial de que las escuelas no se encuentran entre los principales impulsores de la pandemia. "Los gobiernos deben dar prioridad a la reapertura de las escuelas de forma segura. Las escuelas deberían ser la última institución en cerrar y la primera en abrir". Además, añadió: "Es necesario invertir en el fortalecimiento de las capacidades y la educación a distancia".

En su discurso de apertura, la Representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, Mami Mizutori, dijo que el Caribe está expuesto a todo el espectro de amenazas de origen natural. "Esta ha sido una tremenda prueba para el Caribe. Sin embargo, más de la mitad de los países caribeños tienen ahora sus escuelas abiertas; es un testimonio del valor de la colaboración intercultural para mitigar el riesgo sistémico", afirmó la Sra. Mizutori.

Basándose en la experiencia de su propio país, el Honorable Curtis King, Ministro de Educación y Reconciliación Nacional de San Vicente y las Granadinas, y coanfitrión del foro virtual, pidió a los países que desarrollen resiliencia en el sector educativo. El Honorable Ministro King declaró que el brote de dengue, la erupción del volcán La Soufriere, COVID-19 y la temporada de huracanes pusieron de manifiesto la naturaleza del riesgo sistémico. Afirmó que COVID-19 ha repercutido en todos los sectores de nuestra región de una manera que no imaginábamos. Además, señaló que San Vicente y las Granadinas estaba lejos de estar preparada para la enseñanza en línea. Sin embargo, a pesar de las dificultades, el Ministerio de Educación desarrolló planes y puso en marcha medidas para la continuidad de la educación. "Debemos articular políticas integrales de gestión de catástrofes", señaló el actual presidente de la CSSI. Instó a las partes interesadas, a los socios de desarrollo y a los gobiernos a trabajar juntos a fin de crear espacios seguros en las escuelas y hacer de la seguridad escolar una prioridad absoluta en la región.

El presidente entrante y coanfitrión del Foro Virtual en St. Maarten, también ha observado su cuota de desastres. El Honorable Ministro de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, Dr. Rudolph E. Samuel, destacó que inmediatamente después de la devastación de los huracanes Irma y María en 2017, St. Maarten instituyó el Comité de Seguridad y Gestión de Emergencias (SEMC, por sus siglas en inglés). El SEMC tiene la misión de adaptar el Marco Integral de Seguridad Escolar a nivel nacional, establecer planes y estrategias para la gestión de la seguridad y las emergencias, encargarse de la preparación y el mantenimiento continuo para las catástrofes y gestionar crisis. Ese mismo año, St. Maarten inició el proceso de consulta sobre la hoja de ruta de la seguridad escolar y capacitó a las partes interesadas en la evaluación de peligros en las escuelas. Además, se aprobaron las directrices de seguridad y respuesta ante emergencias y las escuelas empezaron a trabajar en sus planes de seguridad y emergencia escolar. En 2019, se instalaron equipos de seguridad y emergencia en cada escuela y se distribuyó material de seguridad escolar en estas instituciones, se redactaron procedimientos de evacuación escolar y se comenzó a trabajar en el Programa de Embajadores de Seguridad para las escuelas primarias.

Al hacer unas breves observaciones sobre la seguridad escolar, el Honorable Ministro de Educación, Ciencia, Cultura y Deporte de Curazao, el Sr. Steven Croes, declaró que la COVID-19 tuvo un impacto en los sectores financiero, educativo y social. Aseguró que Curazao no tiene experiencia en el manejo del riesgo sistémico. Se elaboraron políticas sobre infraestructuras y operaciones escolares seguras; se redactó una Ordenanza Nacional sobre Seguridad Escolar y el cuerpo de inspectores se rige por un Decreto Ministerial sobre Seguridad Escolar.

La Honorable Viceministra de Educación para Asuntos Técnicos y Pedagógicos de República Dominicana, Ligia Jeannette Perez-Pena, informó de que su país utilizó plataformas multimedia para continuar la educación, así como cuadernillos para llegar a todos los estudiantes. Además, explicó que se creó un grupo de trabajo técnico con varias partes interesadas y la dirección general de gestión de riesgos en el Ministerio de Educación. Se dedican a tratar el regreso de las escuelas. El 6 de abril, los alumnos volverán a la escuela mediante un protocolo de salud pública de forma gradual en varios municipios. Los alumnos de primaria volverán primero a modo de prueba porque el distanciamiento social ha tenido un impacto real en los niños más pequeños.

Crear escuelas resilientes es una prioridad para nosotros. En nombre del Ministro de Educación, Juventud y Deportes de Montserrat, el Secretario Permanente (ag.) Lyston E. Skerritt, declaró que es importante volver a considerar cuáles son los elementos necesarios y, aunque la política, el protocolo y las leyes son importantes, la COVID-19 nos enseñó que hay algunas necesidades mínimas en lo que respecta al acceso a la educación en las que debemos centrarnos. 
Son cuestiones básicas como el transporte, la alimentación, el alojamiento, los recursos académicos y el apoyo al desarrollo psicosocial. Además, agregó que se pudo comprobar el valor añadido de los profesores formados y que debemos seguir reconociendo su innovación a pesar de los numerosos desafíos.

Más tarde, los Secretarios Permanentes de la Región ofrecieron información actualizada sobre su preparación y respuesta a la COVID-19 y a la temporada de huracanes. Todos ellos coincidieron en que, si bien las catástrofes pusieron de manifiesto la gravedad de las deficiencias en la gestión de la educación, han surgido oportunidades para reconstruir esto de una mejor manera y que se debe continuar con un enfoque sistémico e intersectorial.

Preforo Ministerial Virtual de la Iniciativa de Escuelas Seguras en el Caribe, del 15 al 26 de marzo de 2021. Además de la sesión de apertura, se han previsto sesiones técnicas en torno a los Puntos Focales de Seguridad Escolar, los directores nacionales de Gestión de Catástrofes, los socios intersectoriales, los jóvenes, los profesionales de la educación y los Ministerios de Finanzas.
 

Share this