UNDRR ROAMC: Política Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres en Chile dará prioridad a la intersectorialidad y transdisciplinariedad

Source(s)
United Nations Office for Disaster Risk Reduction – Regional Office for the Americas and the Caribbean
Oficina Nacional de Emergencia
plan nacional chile

Chile cuenta con una nueva hoja de ruta para la reducción del riesgo de desastres al 2030. Esto, después que se publicara en Diario Oficial el pasado 16 de marzo la nueva Política Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres, elaborada por la Plataforma Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres coordinada por la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (ONEMI) y que contó con apoyo técnico de la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR).

Mediante esta nueva guía, se espera establecer a la reducción del riesgo de desastre como prioridad, instando a su promoción de forma transversal e intersectorial para un mejor desarrollo social y para la implementación de otros compromisos internacionales vigentes, tales como: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la Agenda Humanitaria, el Acuerdo de París y su respectiva Contribución Nacional Tentativa (NDC), la Nueva Agenda Urbana Hábitat III, entre otros.

Dada su localización en el margen oriental del Cinturón de Fuego del Pacífico, Chile es uno de los países que presenta la más alta actividad volcánica (por la presencia del arco volcánico andino) y sísmica del mundo (con la mayor diversidad de fuentes sismogénicas). Así también, es uno de los países más expuesto a desastres de origen natural, con el 54% de su población y el 12,9% de su superficie total expuesta a tres o más tipos de estas amenazas. 

La Política Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres, entonces, se convierte, en ese contexto de multi amenaza, en un instrumento para orientar las acciones y decisiones políticas desde una perspectiva integral para lograr una mejora permanente de su administración que contribuya al desarrollo sostenible del país en el corto, mediano y largo plazo, siendo una contribución clara hacia el alcance de la Meta E del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, que recomienda “incrementar considerablemente el número de países que cuentan con estrategias de reducción del riesgo de desastres a nivel nacional y local para 2020”.

Raúl Salazar, jefe de UNDRR - Oficina Regional para las Américas y el Caribe, felicito al Gobierno de Chile por el avance y contenidos de este documento y que responde a los compromisos internacionales adquiridos por el país en avanzar en la implementación del Marco de Sendai. “Es vital que los países cuenten con hojas de ruta alineadas con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres para establecer estrategias de desarrollo sostenible que permitan salvar más vidas y disminuir el impacto de los desastres en las economías nacionales. Cada logro a nivel nacional es también un paso hacia una región más preparada ante los desastres”, dijo.  

Además, propone las directrices en materias de gestión para la RRD para todos aquellos instrumentos de planificación, inversión e intervención que surjan en el país y que emanen de diversos sectores y actores nacionales, contribuyendo con ello a proporcionar un marco común de entendimiento válido, coherente y en sintonía con diversos referentes nacionales e internacionales afines. Esta intersectorialidad es una contribución clave a la buena gobernanza del riesgo de desastres. 

La Política Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres será implementada a través del Plan Estratégico Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres (PENRRD, 2020-2030), que definirá objetivos estratégicos, acciones, metas, plazos y responsabilidades que permiten materializar lo establecido en la Política Nacional a través del desarrollo de capacidades en todas las prioridades señaladas por el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres hacia el 2030.

ONEMI por su lado, agradece la permanente colaboración de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, quienes han contribuido en el desarrollo de algunas acciones estratégicas para la formulación de este importante documento nacional que marcará la orientación de los esfuerzos por reducir el riesgo de desastres en el país. 
 

Share this