ROAMC: Expertos en reducción de riesgos de las Américas acuerdan plan de acción en materia de preparación ante desastres

Source(s)
United Nations Office for Disaster Risk Reduction – Regional Office for the Americas and the Caribbean
European Commission Humanitarian Aid and Civil Protection DG
Caribbean Disaster Emergency Management Agency
Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central
Comité Andino para la Prevención y Atención de Desastres
International Federation of Red Cross and Red Crescent Societies
United Nations Development Programme - Headquarters
World Food Programme
volantetaller

Más de 300 personas de Latinoamérica y el Caribe se reunieron de forma virtual para abordar los avances de la preparación ante desastres en la región. El encuentro tuvo lugar en el marco del taller 'Fortaleciendo la preparación ante desastres para enfrentar el riesgo sistémico en escenarios complejos: desafíos y oportunidades', desarrollado entre el 13 y 16 de abril del 2021.  

La preparación ante desastres adquiere un valor especial en Latinoamérica y el Caribe, en donde ocurre uno de cada cuatro desastres en el planeta y donde casi 300 millones de personas han resultado afectadas en los últimos 20 años. Los objetivos de mejorar la preparación y reforzar la resiliencia se han visto cuestionados por la pandemia de COVID19, que ha aumentado drásticamente las vulnerabilidades y la inseguridad alimentaria.

“Este taller ha sido una oportunidad para dialogar e intercambiar experiencias entre organizaciones intergubernamentales, autoridades nacionales a cargo de la gestión del riesgo de desastres, donantes y representantes de la cooperación internacional, y con una variedad de socios y contrapartes en América Latina y el Caribe sobre cómo continuar fortaleciendo las capacidades de preparación ante desastres a nivel nacional y regional con el fin de poder afrontar nuevos contextos de riesgo sistémico, y emergencias complejas”, aseguró Raúl Salazar, jefe de la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres - Oficina regional para las Américas y el Caribe. 

En términos concretos, el taller fue un foro para compartir retos y evidencias de la preparación ante desastres en la región y un espacio en el que se abordó cómo se promueve la temática desde temas como el voluntariado y la primera respuesta, la participación del sector privado, la inclusión de poblaciones vulnerables, incluyendo personas en situación de desplazamiento forzado, el alcance de la protección social y transferencias monetarias, el uso de tecnología y data, la coordinación y logística entre los diferentes actores de la respuesta humanitaria y la salud. Los principales resultados del taller, así como anteriores iniciativas exitosas de Preparación ante Desastre en la región, pueden consultarse en el sitio web DIPECHOLAC.net.

“El contexto ha cambiado en los últimos 10 años. Estamos afectados por un número creciente de crisis complejas”, señaló Álvaro de Vicente, jefe de la Oficina Regional del Departamento de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (ECHO). “En este tiempo, ECHO también ha adaptado su enfoque, incluyendo en sus programas de preparación las amenazas de origen humano y concentrándose en los preparativos a la respuesta y al mismo tiempo fortaleciendo el Nexus para que la resiliencia se integre en programas y políticas de desarrollo. Hay cosas que se mantienen a pesar de los cambios en el contexto y en nuestro trabajo: sistematizar, difundir, intercambiar y trabajar conjuntamente sigue siendo clave”, añadió. 

Durante las sesiones del taller, los participantes evaluaron el impacto de las acciones financiadas por ECHO y otros donantes, cuyas acciones facilitaron la preparación para la respuesta ante emergencias. 

Asimismo, se sistematizaron aportes y recomendaciones que promovieran enfoques concretos dentro del contexto de la pandemia del coronavirus y las emergencias complejas que se crearon con motivo de esta crisis. Según los participantes, entre las lecciones aprendidas tras la pandemia, se reveló la naturaleza compleja e interconectada del riesgo sistémico y el efecto dominó de los desastres. Este panorama dejó clara la necesidad de un trabajo multisectorial en la preparación ante desastres para lograr combatir la pobreza, la desigualdad, el desarrollo humano mal planificado, la gobernanza débil, el cambio climático y otros impulsores del riesgo, tal y como lo revela el Reporte Regional de Evaluación del Riesgo de Desastre en América Latina y el Caribe (RAR), publicado por UNDRR unas semanas atrás. 

Al término de los cuatro días del taller, se desarrolló un intercambio entre organizaciones a nivel local, nacional, regional e internacional para alinear los planes de acción con el fin de aportar una mejor y más eficiente respuesta ante emergencias. El Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres (2015-2030) es claro en este propósito en su prioridad 4, que propone “aumentar la preparación para casos de desastre a fin de dar una respuesta eficaz y reconstruir mejor en los ámbitos de la recuperación, la rehabilitación y la reconstrucción”.

Los aprendizajes y experiencias durante este taller servirán de insumo para la Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas y el Caribe, enfocada hacia las economías resilientes y la cual tendrá lugar en el último trimestre del año en curso. 

Este taller fue organizado por UNDRR, ECHO, la Agencia de Manejo de Emergencias por Desastres del Caribe (CDEMA), el Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (CEPREDENAC), Comunidad Andina, Mercosur, la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Share this