La pandemia de COVID-19 es una oportunidad de aplicar un enfoque sistémico al riesgo de desastres en el Caribe, según informe de UNDRR y CEPAL

Source(s)
United Nations Office for Disaster Risk Reduction – Regional Office for the Americas and the Caribbean
Economic Commission for Latin America and the Caribbean
Informe UNDRR CEPAL

La Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR) y Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) han publicado hoy el informe en conjunto La pandemia de enfermedad por coronavirus (COVID-19): una oportunidad de aplicar un enfoque sistémico al riesgo de desastres en el Caribe, que resalta justamente la naturaleza sistémica del riesgo de desastres y cómo genera complejas interacciones entre los sistemas humano, social, político y económico, por un lado, y los sistemas naturales por el otro.  

El informe asegura que se prevé que la crisis económica profundizará la desigualdad de ingresos en todos los países de América Latina y el Caribe. Si las previsiones de crecimiento de la CEPAL son correctas, la relación media entre la deuda y el PIB en el Caribe, aun si no se contrae nuevo endeudamiento, aumentará a un 74,6% en 2020. 

Además, el documento demuestra que la pandemia ha puesto al descubierto las deficiencias de los modelos de desarrollo actuales y sus limitaciones, tanto a nivel mundial como en el caso de América Latina y el Caribe, en particular. Puntualiza también que para que los esfuerzos por reducir sus impactos sean eficaces, es fundamental abandonar el modelo simplista que ignora las características sistémicas de los fenómenos extremos.  

“Ahora es el momento de fomentar el diálogo y las acciones de múltiples interesados a fin de entender y gestionar los riesgos sistémicos. Para avanzar hacia un modelo de desarrollo sostenible que tenga en cuenta los riesgos, es fundamental incorporar enfoques basados en los sistemas al diseño de las políticas y las inversiones en todos los sectores y regiones, y a todos los niveles”, aseguró Mami Mizutori, Representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres.  

Mizutori añadió que “este informe es un llamamiento urgente a fortalecer la integración y la cooperación regionales con el objetivo de promover una gobernanza regional eficaz que permita reducir los riesgos y fomentar la recuperación socioeconómica”. 

“Una vez haya pasado la emergencia, se necesita renovar el compromiso de avanzar hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, cuyos principios fundamentales —a saber, la necesidad de adoptar un modelo de desarrollo sostenible y la interdependencia de sus dimensiones social, ambiental y económica— son cada vez más importantes”, indicó Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de CEPAL. 

El martes 16 de marzo, UNDRR también publicó el Informe de evaluación regional sobre el riesgo de desastres en América Latina y el Caribe (RAR, por sus siglas en inglés), el cual enfatizó precisamente en la naturaleza sistémica del riesgo, así como también en la importancia de la intersectorialidad, los avances conceptuales en la reducción del riesgo de desastres, la planificación urbana, el fortalecimiento de la cooperación internacional y el alcance de la buena gobernanza. 

Para leer el informe de UNDRR y CEPAL, haga clic AQUÍ 
Share this