Jóvenes preparan el terreno para la Plataforma Regional para las Américas y el Caribe

Source(s)
United Nations Office for Disaster Risk Reduction – Regional Office for the Americas and the Caribbean
Americas RP Youth Forum
Youth are playing a major role in mobilising action on climate, the head of UNDRR Mami Mizutori told the Youth Forum for DRR in the Americas and the Caribbean

El Foro de la Juventud para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas y el Caribe representó una valiosa oportunidad para que algunos de los 106 millones de jóvenes de la región compartieran prioridades y preocupaciones, y formularan propuestas durante cuatro horas de presentaciones, sesiones plenarias y mesas redondas. Esta reunión en línea se celebró una semana antes de que representantes del gobierno y de la sociedad civil se reúnan, nuevamente de forma virtual, para realizar la VII Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres.

Al igual que el foro, la plataforma está auspiciada por Jamaica y busca “construir economías resilientes en las Américas y el Caribe”, así como aumentar el grado de sensibilización sobre los retos especiales que enfrentan los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID). Esta es la primera vez que una plataforma regional en las Américas se celebra en un país del Caribe.

El Sr. Robert Nesta Morgan, Ministro de Estado dentro del Ministerio de Educación, Juventud e Información, declaró lo siguiente: “Hoy observamos un verdadero ejemplo de lo que pueden lograr los jóvenes… Debemos darles un lugar apropiado en la mesa”.

El funcionario explicó que, por razones geológicas y geográficas, desastres tales como huracanes y terremotos, son frecuentes en el Caribe, por lo que es muy importante que se aumente la resiliencia (es decir, la habilidad de resistir y recuperarse rápidamente de un desastre), añadiendo que “esta conferencia representa un paso hacia adelante”.

El Sr. Morgan también explicó que los pequeños Estados insulares en desarrollo del Caribe, incluida Jamaica, generan una cantidad mínima de los gases de efecto invernadero que generan un aumento en las temperaturas globales y aceleran el cambio climático, pero sufren de forma desproporcionada el impacto de eventos meteorológicos extremos a consecuencia de este cambio.

Por su parte, la Sra. Aria Laidlow, consultora en resiliencia climática y desastres, de San Vicente y las Granadinas, donde más de 20.000 personas se vieron obligadas a dejar sus hogares en abril, cuando el volcán La Soufrière hizo erupción, afirmó que el Caribe es siete veces más propenso a desastres que otras regiones. Ella indicó que la frecuencia de los desastres en el Caribe oriental genera “costos astronómicos” que, en algunos casos, superan el producto interno bruto (PIB) de un país.

Durante una de las mesas redondas, Natalia Gómez, activista de Costa Rica, señaló lo siguiente: “¿Por qué es importante que los jóvenes participen (en las acciones contra el cambio climático)? Precisamente porque pueden aportar nuevas opciones”.

La pandemia de la COVID-19 ha contribuido a los infortunios de la región, en la cual los jóvenes están soportando gran parte de la carga. Al respecto, el Sr. Desmond McKenzie. Ministro de Gobiernos Locales de Jamaica, manifestó lo siguiente: “La educación ha sido la víctima silenciosa en esta lucha contra la COVID”, haciendo referencia al hecho de que las escuelas y las universidades en todo el Caribe debieron cerrar sus puertas, mientras los gobiernos buscaban detener la propagación de las infecciones.

Asimismo, la Sra. Mariko Kagoshima, Representante de UNICEF en Jamaica explicó a los asistentes de la reunión que “es imprescindible que los actores en el campo de la reducción del riesgo de desastres trabajen conjuntamente y presten una atención especial a los riesgos que enfrentan los jóvenes”. Durante la reunión, diversos grupos de jóvenes continuaron trabajando en una declaración que se presentará a los ministros de gobierno durante la celebración de la Plataforma Regional de las Américas y el Caribe.

La primera sesión plenaria de este foro destacó los puntos de vista de los jóvenes, incluidos aquellos pertenecientes a grupos marginados, vulnerables e indígenas, con respecto a los retos que imponen los desastres en las Américas y el Caribe. La COVID está repercutiendo de forma adversa en la salud mental de los estudiantes y de los jóvenes, lo cual, a menudo, genera altos niveles de depresión y estrés, según lo explicó un activista del Caribe. La gestión del riesgo de desastres debe integrase en todos los sectores, incluida la educación, debe tener en cuenta una perspectiva de género y reflejar las necesidades de las comunidades indígenas y rurales.

La segunda sesión se centró en la función de los jóvenes en la reducción del riesgo de desastres. Se escucharon los puntos de vista y las experiencias de diversos jóvenes activistas en el área del clima acerca de la forma de aumentar la resiliencia, al igual que sobre cómo ser innovadores en la prevención y la respuesta a los desastres.

Entre las innovaciones planteadas se incluyó el ‘Reto de un millón de acciones de los jóvenes (1MYAC, por su acrónimo en inglés)’, que busca movilizar a jóvenes de todas partes del mundo para implementar un millón de acciones concretas y significativas, como apoyo a la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible. Además, un proyecto de granjas marinas en Jamaica busca capturar carbono para reducir los gases de efecto invernadero mediante la cosecha de algas marinas y ostras, que capturan gases de los océanos y la atmósfera.

Finalmente, los participantes se dividieron en diversos grupos (en inglés, español, francés y portugués) para plantear propuestas específicas adicionales para el borrador de la “Declaración de la Juventud” para la Plataforma Regional. Entre las nuevas sugerencias se incluyó un mayor financiamiento a nivel local para la prevención del riesgo de desastres, así como un mayor grado de participación de los actores a largo plazo.

La Sra. Mami Mizutori, Representante Especial del Secretario General para la Reducción del Riesgo de Desastres y Jefa de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR) llamó a los jóvenes “un poderoso grupo

de base para el cambio” y los invitó a participar en todos los niveles de las labores para reducir el riesgo de desastres. La Sra. Mizutori mencionó que “la voz de los jóvenes ha sido muy poderosa para fomentar que muchos países establezcan planes para lograr cero emisiones de CO2 para 2050”, a fin de contener el calentamiento global.

Mediante un enlace en vídeo, la funcionaria agregó que “los líderes del mundo deben escucharlos y los jóvenes los responsabilizarán si los planes para usar combustibles fósiles continúan a niveles tales que harán imposible que se cumpla esa meta y si los países en desarrollo no obtienen los recursos que necesitan”.

El Foro de la Juventud se realizó en colaboración con el Ministerio de Gobiernos Locales y Desarrollo Rural de Jamaica, UNICEF, la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), UNESCO y la Red Global de Organizaciones de la Sociedad Civil para la Reducción de Desastres (GNDR).

Share this
Also featured on